Platos cayendo.

Una extraordinaria producción que nos muestra, muy independientemente de nuestras creencias, un bello mensaje que nunca estará de más escucharlo, no es un mensaje para el razonamiento, es un mensaje para el alma… disfrútalo!