El padre sordomudo.

La mayoría de los padres están lejos de ser perfectos, lo importante es el amor que sienten por sus hijos y que éstos sepan valorarlo y agradecerlo.