Archivo de la categoría: Motivación

La misión.

Un excelente video de motivación que hace referencia a una pregunta que durante siglos se ha cuestionado el ser humano, todo tiene que ver con los dones, talentos y habilidades humanas, además contiene un fondo musical de primer nivel, producido para esta extraordinaria comunidad, así que súbele al volúmen de tus bocinas y disfrútalo.

Sin excusas – Cash Luna.

Un tema por demás interesante, esos límites mentales y razonamientos lógicos que nos invitan a quedarnos donde estamos, a no salir de la zona de conforta son analizados bajo la lupa de las sagradas escrituras con el toque especial de Cash Luna, con una charla que lleva implícita una gran dosis de verdad. Te invitamos a ver este extraordinario video sin la máscara de los prejuicios… disfrútalo!

La carrera de la fe.

Este video es extraordinario, una historia digna de verse y compartirse, año 1992, carrera de 400 metros en los Juegos Olímpicos de Barcelona, una preparación de muchos años, el favorito para ganar, pero la vida tiene sus “jugadas” sus “adversidades” para las cuales no todos nos preparamos, y él no fue la excepción…veamos qué sucedió.

La mujer invisible.

La invisibilidad se encuentra infligida en las madres. Debido a la clase de trabajo que hacen, sus rostros desaparecen y su labor es anónima. La mujer invisible es una historia conmovedora que se afirma a las mujeres por el trabajo casi nunca observado en su diario quehacer para sus familias. Con seguridad este libro escrito por Nicole Johnson se convertirá en un regalo atesorado para madres y abuelas en todo el mundo.

Es profundamente misterioso que aquello que hace sufrir al hombre sea precisamente lo que le devuelve al mundo de los seres libres. El sufrimiento, el dolor, son la medicina salvadora. Imprescindibles para alcanzar la plenitud.

Quizá por eso entre las cosas y el corazón del hombre haya que poner siempre esa distancia que impide la cosificación. El juego es bueno, pero no se debe jugar demasiado, está el riesgo de convertirse en un ludópata. La velocidad es buena, pero uno no puede conducir demasiado deprisa sin arriesgar su vida… Hay que poner una distancia de respeto entre las cosas y mi propio corazón. Me cuesta moderar mis deseos de tomar otro café, pero me haría daño, o fumar otro paquete de cigarrillos. Y entonces, aunque me cuesta, sacrifico mis deseos en aras de la salud o del orden o de los deseos de un ser querido.

De algún modo se puede decir que la madurez está unida a una cierta experiencia áspera de la vida. Se alcanza la plenitud humana tras un camino donde generalmente esta presente el drama, cuando no la tragedia. La realidad de la vida golpea al hombre, lo moldea. La madurez es el final de un proceso doloroso. Se dice de una joven: “la muerte de su madre la convirtió en una mujer”. Y otro: “la guerra nos hizo madurar deprisa”. O bien: “no sabes nada, has de recibir todavía muchos palos”. No hay manera de sustraer la existencia humana del sufrimiento. Puedo tomar unas pastillas contra el dolor de cabeza, incluso puedo tomar otras para desembarazarme de una depresión; pero no hay grageas para vivir, para evitar sufrir. Quien sólo piensa en esquivar lo que cuesta, no pasará de ser un niño. La vida es así, así funciona el mundo: pasarlo mal es normal.

Las cosas grandes no se consiguen sin esfuerzo. Llegar a sintetizar el ADN, lleva consigo una vida de sacrifico. Como batir el récord de la hora sobre una bicicleta conlleva muchas renuncias. Para dar una carrera a cada hijo muchos padres han perdido horas de sueño y han dedicado sus mejores años a un trabajo que ha minado su salud. Los hijos, la ciencia, el deporte, se han cobrado muchos dolores. El hombre no duda en ofrecer sus días como sacrifico a la literatura, a la empresa, a la política, para escribir su nombre en esas artes o ciencias. Así ha sido siempre, así ocurrirá mientras el hombre siga siendo el hombre.

La clave del progreso es el sufrimiento, la entrega. Lo que conduce a la plenitud a los hombres es el sacrificio. El modo de llegar a la verdad es el sacrificio. El dominio sobre nosotros mismos se logra con dolor. La libertad se alcanza con el desprendimiento (A.S.)

OBSERVA ESTE EXTRAORDINARIO VIDEO

Viva la vida

Afrontar la vida con arrojo es algo de lo que necesitamos estar conscientes. La vida no es fácil, requiere e implica deshacernos de todo aquello que nos impide avanzar, los malos hábitos, la apatía, la negligencia, el desánimo, la indiferencia, la arrogancia, etc. Todo ello nos impide crecer, y si somos un poco introspectivos habrá que reflexionar y tomar desde hoy una de las decisiones más importantes de nuestra existencia… Vivir!

Horas nalga en la empresa moderna.

¿Qué es una hora nalga?

Es la cosa más tonta del mundo, es el tiempo que un trabajador pasa en su lugar de trabajo sin hacer nada, y por orden de su jefe.

Ejemplos sobran, la secretaria que ya terminó de organizar archivos y agendas a las 3 de la tarde y que espera la salida jugando con clips, el cajero de banco sentado en la fiaca hasta que llega algún cliente o el obrero que tiene que pasar 5 horas viendo su maquina parada en lo que se hace la inspección mensual de mantenimiento.

Por cuestiones de reglamento y políticas empresariales el empleado debe de permanecer en su lugar de trabajo, no se puede leer un libro -por algún motivo que no entiendo leer en el trabajo te hace parecer flojo-, salirse a pasear o sentarse a platicar en el comedor.

En términos llanos, una hora nalga es una hora perdida mirando el horizonte pero por la que recibes un sueldo.

¿Cuanto cuesta una hora nalga?

Varia dependiendo del tipo de empresa, el puesto y horario del trabajador y de otras mil cosas, a grandes rasgos podemos calcular el costo de la hora nalga con esta formula:

(Gastos mensuales de la empresa, como renta, electricidad, agua, teléfono*12) + (salario mensual del empleado, con prestaciones e impuestos*12) + (gastos anuales varios, vacaciones, papelería, impuestos, multas, materia prima) / número horas trabajables al año.

Para empeorar la situación sucede que no sólo se gasta el dinero que te sale en la división anterior, al resultado hay que sumarle la perdida de dinero generada por no producir nada. Y aunque el cálculo de costes es una materia bastante compleja esta formulita te da una idea de lo caro que es permitir horas nalga en una empresa.

Pero no solo pierde la empresa, también el trabajador, no es agradable salir de la oficina después de no haber hecho nada todo el día, queda una sensación de hartazgo y mediocridad difícil de eliminar.

¿Y de dónde vienen?

Para obtener una hora nalga necesitas mezclar una hora de tiempo muerto mas un jefe mediocre.
Las horas muertas tienen dos fuentes, la primera es la naturaleza intermitente de ciertos trabajos, en una tienda los clientes no se organizan para llegar uno después de otro y un mensajero no puede pedir que le organicen todas las entregas del mes para no perder tiempo, en estos casos se hace una de dos cosas para evitar perdidas, o se contemplan los períodos muertos dentro del costo del producto o servicio -por ejemplo, un refresco en una tienda 24 horas es más caro para pagar el costo del empleado nocturno- o se agregan tareas ligeras a la carga laboral del trabajador – si no hay clientes entonces saca fotocopias o limpia la oficina- y así se ahorra el salario de un office boy o de un conserje.

La segunda son los horarios idiotas, un empleado con algún tiempo en el mismo puesto realiza su trabajo cada vez mas rápido, hasta alcanzar un pico de eficiencia, estos picos generan ganancias mayores -más productos por el mismo costo por hora- y esto es genial si hay demanda del producto o servicio ofertado. En caso contrario provocan sobreproducción -que es dañina- y finalmente horas muertas ya que no importa si ya se acabó el trabajo, la hora de salida es a las 10 de la noche y el empleado no se separa de su puesto hasta que cumpla con su horario.

Los jefes mediocres esperan ver al trabajador sentado en un solo lugar, la idea de hacer algo más les causa conflictos, -no te pago por caminar, suelen decir, ven al empleado como un objeto eficiente y no como un ser humano con necesidades y capacidades reales, el resultado es un trabajador que hace como que trabaja, una empresa con perdidas y un montón de personas con frustraciones.

Saliendo del hoyo de las horas nalga.

Las horas nalga son una señal de mala organización dentro de una empresa, un paro ocasional es aceptable y hasta bienvenido, pero paros continuos son indicio de que algo va mal, montón de escuelas administrativas modernas ven una hora nalga (con nombres mas educados) como una opción para mejorar, veamos algunas opciones.

Mejorando la empresa, los jefes pueden ocupar el tiempo platicando ideas de los empleados para mejorar la empresa, de una forma u otra los empleados son los que saben como funciona el negocio realmente, no grupos externos de asesores, estas charlas le ayudan a los mandos medios y a la alta dirección a mejorar procesos de manera barata y real, con el beneficio agregado de que generas un ambiente laboral mas amable. Después de las platicas se pueden utilizar los tiempos muertos para implementar cambios.
Proyectos personales, empresas como Google le dan tiempo a sus trabajadores para hacer lo que se les antoje utilizando los recursos de la empresa, servicios como el Google Reader y varias mejoras del Gmail salieron de esos tiempos muertos regalados a los empleados.
Nada, descansar es bueno, en vez de seguir trabajando dejen a alguien de guardia y los demás túmbense a dormir.

Capacitación, haz tu tarea, lee un libro, toma un curso en linea o organízate con el resto de la oficina y rotense para darse cursos entre ustedes, los contadores pueden dar uno de pago de impuestos, los administradores de uso de Excel o lo que sea, todos sabemos algo que podemos compartir con los demás.
Trabaja desde tu casa, si el trabajo se presta haz el trabajo desde tu casa, como empleado gastas menos en transporte y en tu casa puedes trabajar cómodamente en pijama, como patrón gastas menos en electricidad e incluso puedes negociar un pago por honorarios.

Busca trabajo, si tu empleo no te gusta aprovecha el tiempo libre para pulir tu currículo, mandarlo por correo y buscarte un trabajo que te sea satisfactorio.

Se lo que están pensando muchos, ¿quién va a permitir que un empleado se vaya a dormir en horas de trabajo? ¿cuál gerente va a escuchar a sus subordinados para mejorar la empresa? ¿cómo vamos a salir de la mediocridad sin horarios estrictos de trabajo? Estas pendejadas son para países primer mundistas.

La realidad es que el panorama laboral esta mutando, el entorno económico ha cambiado mucho en los últimos 16 años y muchos empresarios y trabajadores se han dado cuenta de ello y crean estructuras horizontales de mando, grupos de trabajo eficientes, contratos de trabajo remoto, cadenas diferidas de producción y todo esto también en México.

Efectivamente estas nuevas formas de administración empresarial no están en todos lados, se dan en despachos de diseño y empresas pequeñas o medianas de servicios o en transnacionales que importan métodos de trabajo de su trackbacks y pingbackss países de origen, como Nokia, Google o Starbucks.

En todo caso, si trabajas y puedes evitar las horas perdidas en tu empresa (ya seas empleado o patrón) busca algo más que hacer con tus tiempos muertos, nos la pasamos ocho de veinticuatro horas del día en la oficina, es mejor intentar hacer algo productivo en lo que todos ganemos que tirar una hora de nuestra vida a la basura, total, de un regaño no pasa por intentarlo.

Nick Vujicic- Un testimonio extraordinario.

Pongámonos a pensar por unos cuántos segundos; hay momentos en la vida en los que a veces ante el infortunio no sabemos qué hacer, todo se oscurece, las opciones se acaban, la ayuda no existe, y solo quedas tú, y ya sea que te abrume un fuerte miedo o surja tu grandeza interior, el carácter y la decisión de absorber los golpes, darte cuenta de que puedes con eso y más, que sigues viv@ a pesar de lo fuertes que tus problemas hayan sido y surge el deseo y la firme convicción de seguir adelante, este testimonio de Nick Vujici es contundente y muy alentador al respecto, aquí nos proyecta una gran lección de vida, llena de humildad y luz.