Perdonar, experiencia de Buda.

Estaba el Buda meditando en la espesura junto a sus discípulos, cuando se acercó un detractor espiritual que lo detestaba y aprovechando el momento de mayor concentración del Buda, lo insultó lo escupió y le arrojó tierra.

Buda salió del trance al instante y con una sonrisa plácida envolvió con compasión al agresor; sin embargo, los discípulos reaccionaron violentamente, atraparon al hombre y alzando palos y piedras, esperaron la orden del Buda para darle su merecido.

Buda en un instante percibe la totalidad de la situación, y les ordena a los discípulos, que suelten al hombre y se dirige a este con suavidad y convicción diciéndole:

Mire lo que usted generó en nosotros, nos mostró como un espejo el verdadero rostro. Desde ahora le pido por favor que venga todos los días, a probar nuestra verdad o nuestra hipocresía. Usted vio que en un instante yo lo llené de amor, pero estos hombres que hace años me siguen por todos lados meditando y orando, demuestran no entender ni vivir el proceso de la unidad y quisieron responder con una agresión similar o mayor a la recibida. Regrese siempre que desee, usted sera mi invitado de honor. Todo insulto suyo será bien recibido, como un estímulo para ver si vibramos alto, o es sólo un engaño de la mente esto de ver la unidad en todo”.

Cuando escucharon esto, tanto los discípulos como el hombre, se retiraron de la presencia del Buda rápidamente, llenos de culpa, cada uno percibiendo la lección de grandeza del maestro y tratando de escapar de su mirada y de la vergüenza interna. A la mañana siguiente, el agresor, se presentó ante Buda, se arrojó a sus pies y le dijo en forma muy sentida:

No pude dormir en toda la noche, la culpa es muy grande, le suplico que me perdone y me acepte junto a Usted” Buda con una sonrisa en el rostro, le dijo: “Usted es libre de quedarse con nosotros, ya mismo; pero no puedo perdonarlo”.

El hombre muy compungido, le pidió que por favor lo hiciera, ya que él era el maestro de la compasión, a lo que el Buda respondió:

Entiéndame, claramente, para que alguien perdone, debe haber un ego herido; solo el ego herido, la falsa creencia de que uno es la personalidad, ese es quien puede perdonar, después de haber odiado, o resentido, se pasa a un nivel de cierto avance, con una trampa incluida, que es la necesidad de sentirse espiritualmente superior, a aquel que en su bajeza mental nos hirió. Solo alguien que sigue viendo la dualidad, y se considera a sí mismo sabio, puede perdona, a aquel ignorante que le causó una herida”.

Y continuó: “No es mi caso, yo lo veo como un alma afín, no me siento superior, no siento que me hayas herido, solo tengo amor en mi corazón por usted, no puedo perdonarlo, solo lo amo. Quien ama no necesita perdonar.”

El hombre no pudo disimular una cierta desilusión, ya que las palabras de Buda eran muy profundas para ser captadas por una mente todavía llena de turbulencia y necesidad, y ante esa mirada carente, el Buda añadió con comprensión infinita:

Percibo lo que le pasa, vamos a resolverlo: Para perdonar, ya sabemos que necesitamos a alguien dispuesto a perdonar. Vamos a buscar a los discípulos, en su soberbia estarán todavía llenos de rencor, y les va a gustar mucho que usted les pida perdón. En su ignorancia se van a sentir magnánimos por perdonarlo, poderosos por darle su perdón, y usted también va a estar contento y tranquilo por recibirlo, va a sentir un reaseguro en su ego culposo, y así más o menos todos quedarán contentos y seguiremos meditando en el bosque, como si nada hubiera pasado” y así fue.

CUIDADO QUE EL EGO SIGUE SIENDO EGO AÚN EN EL “PERDÓN”!… El buda conoce todas sus facetas y cómo se disfraza. Intentemos ser honestos al 100% con nosotros mismos para superar esos egos.



Un mundo sin Cáncer (G Edward Griffin).

G. Edward Griffin marca la evidencia de que el cáncer es una enfermedad de deficiencia (como la pelagra o el escorbuto-agravada) por la falta de un elemento esencial de alimentos compuestos en la dieta del hombre moderno.

Esta sustancia es la vitamina B17. En su forma purificada para la terapia del cáncer, es conocida como Laetril. Esta afirmacion no esta aprobada por la medicina ortodoxa. La FDA, la AMA, y La Sociedad Americana del Cáncer la han marcado como fraude y la charlatanería.

Sin embargo, la evidencia está clara aquí, y por fin, es la respuesta final a la lucha contra el cáncer.

¿Por qué la medicina ortodoxa combate el uso de las NO DROGAS?.

El autor sostiene que la respuesta se encuentra, no en la ciencia, sino en la política-y se basa en la oculta agenda económica y del poder de quienes dominan el establecimiento médico.

Con miles de millones de dólares gastados cada año en la investigación, con otros miles de millones en la venta de drogas relacionadas con el càncer, y con la recaudación de fondos en un máximo histórico, ahora hay más personas que viviendo del càncer que muriendo por él.

Si se publicara que la solución se encuentra en una simple vitamina, esta gigantesca industria podría ser eliminada la noche a la mañana. El resultado es que la política de la terapia del cáncer es más complicada que la ciencia misma.

UN MUNDO SIN CÁNCER abre el camino a un territorio inexplorado y revela cómo la ciencia ha sido manipulada para proteger los atrincherados intereses comerciales. Proporcionarà el tipo de impacto que podría derribar un imperio, y tal vez algun dia lo hará. Checa el documental completo.

PEDRAZA – la noche de las velas.

La amurallada villa de Pedraza, en la provincia de Segovia, España, apaga sus luces el primer y segundo sábado de julio para celebrar la Noche de la Velas. Por la tarde los 480 habitantes del pueblo ayudados por los visitantes colocan miles de velas en cada rincón. Al caer la noche la suave luz de las velas lo invade todo. En la Plaza Mayor se llevan a cabo conciertos de música clásica, llamados el “Concierto de las Velas”, que hacen de la noche y del lugar una experiencia que nadie que la ha vivido puede olvidar jamás.

La gente buena.

Hay quien dice que ya no hay gente buena. Hay quien dice que no vale la pena hacer algo bueno porque los demás hacen lo contrario. Hay quien dice que hay tanta maldad en el mundo que no se verá más gente buena haciendo cosas buenas. Hay quien dice que es muy difícil hacer cosas buenas que realmente sean de beneficio. Yo creo lo contrario, y creo que la vida nos pone constantemente oportunidades de hacer pequeñas cosas buenas y constantemente las desaprovechamos. Este pequeño video es una muestra de ello. La pregunta es… te atreverás a hacer algo bueno HOY? Tal vez más de alguno lo haga. La pregunta entonces será: Una vez que hayas hecho algo bueno, te atreverás a proponértelo para el día siguiente, algo pequeñito de lo que tal vez nadie se dé cuenta?

Okinawa Acuarium.

Si crees que lo has visto todo, mira este video y pasa un rato de relajamiento… Disfrútalo y pon la imagen en pantalla completa pues la calidad está muy bien, una espectacular grabación en HD del “Kuroshio Sea”, el segundo tanque acuario más grande del mundo, instalado en el Okinawa Churaumi Aquarium, Japón, con 7.500 metros cúbicos de agua y unas dimensiones espectaculares. El panel de cristal mide 22 metros y deja una espectacular visión al visitante. Así que no dejes de ponerlo a pantalla completa. La música acorde al momento es “Please don’t go” by Barcelona. El otro acuario enorme, similar a éste, se encuentra en Atlanta (Estados Unidos).

OK Go – The One Moment.

La magia de la tecnología al servicio de la manipulación de la percepción del tiempo a través de la música de hoy, en una canción tal vez nada extraordinaria, pero el resultado de la combinación capta la atención visual de tal manera que la canción misma pasa a segundo plano. Sensacional!

Sabiduría indígena.

La tierra no pertenece al hombre: es el hombre que pertenece a la tierra. Todas las cosas están conectadas de la misma manera que la sangre une a la familia generación tras generación. El hombre no teje la tela de red que es su vida. Es simplemente una hebra de ella. Cualquier cosa que él haga a la tela de red se la está haciendo a sí mismo.

Nosotros los indios sabemos del silencio. No le tenemos miedo. De hecho, para nosotros es más poderoso que las palabras.

Nuestros ancianos fueron educados en las maneras del silencio, y ellos nos transmitieron ese conocimiento a nosotros. Observa, escucha, y luego actúa, nos decían. Ésa es la manera de vivir.

Observa a los animales para ver cómo cuidan a sus crías. Observa a los ancianos para ver cómo se comportan. Observa al hombre blanco para ver qué quiere. Siempre observa primero, con corazón y mente quietos, y entonces aprenderás. Cuando hayas observado lo suficiente, entonces podrás actuar.

Con ustedes es lo contrario. Ustedes aprenden hablando. Premian a los niños que hablan más en la escuela. En sus fiestas todos tratan de hablar. En el trabajo siempre están teniendo reuniones en las que todos interrumpen a todos, y todos hablan cinco, diez o cien veces. Y le llaman “resolver un problema”. Cuando están en una habitación y hay silencio, se ponen nerviosos. Tienen que llenar el espacio con sonidos. Así que hablan impulsivamente, incluso antes de saber lo que van a decir.

A la gente blanca le gusta discutir. Ni siquiera permiten que el otro termine una frase. Siempre interrumpen. Para los indios esto es muy irrespetuoso e incluso muy estúpido. Si tú comienzas a hablar, yo no voy a interrumpirte. Te escucharé. Quizás deje de escucharte si no me gusta lo que estás diciendo. Pero no voy a interrumpirte. Cuando termines, tomaré mi decisión sobre lo que dijiste, pero no te diré si no estoy de acuerdo, a menos que sea importante. De lo contrario, simplemente me quedaré callado y me alejaré. Me has dicho lo que necesito saber. No hay nada más que decir. Pero eso no es suficiente para la mayoría de la gente blanca.

La gente debería pensar en sus palabras como si fuesen semillas. Deberían plantarlas, y luego permitirles crecer en silencio. Nuestros ancianos nos enseñaron que la tierra siempre nos está hablando, pero que debemos guardar silencio para escucharla.

Amarse con los defectos.

Indudablemente la pérdida de un ser querido es uno de los procesos más dolorosos que puede experimentar el ser humano, un proceso muy difícil de superar, sin embargo cuando la que se va fue una buena persona, sus recuerdos quedan para siempre en el corazón de aquellos a quienes les brindó su amor y dedicación, veamos este video para explicar de una mejor manera lo que esto significa…disfrútalo.