Archivo de la categoría: Historias

Okinawa Acuarium.

Si crees que lo has visto todo, mira este video y pasa un rato de relajamiento… Disfrútalo y pon la imagen en pantalla completa pues la calidad está muy bien, una espectacular grabación en HD del “Kuroshio Sea”, el segundo tanque acuario más grande del mundo, instalado en el Okinawa Churaumi Aquarium, Japón, con 7.500 metros cúbicos de agua y unas dimensiones espectaculares. El panel de cristal mide 22 metros y deja una espectacular visión al visitante. Así que no dejes de ponerlo a pantalla completa. La música acorde al momento es “Please don’t go” by Barcelona. El otro acuario enorme, similar a éste, se encuentra en Atlanta (Estados Unidos).

OK Go – The One Moment.

La magia de la tecnología al servicio de la manipulación de la percepción del tiempo a través de la música de hoy, en una canción tal vez nada extraordinaria, pero el resultado de la combinación capta la atención visual de tal manera que la canción misma pasa a segundo plano. Sensacional!

La gente buena.

Hay quien dice que ya no hay gente buena. Hay quien dice que no vale la pena hacer algo bueno porque los demás hacen lo contrario. Hay quien dice que hay tanta maldad en el mundo que no se verá más gente buena haciendo cosas buenas. Hay quien dice que es muy difícil hacer cosas buenas que realmente sean de beneficio. Yo creo lo contrario, y creo que la vida nos pone constantemente oportunidades de hacer pequeñas cosas buenas y constantemente las desaprovechamos. Este pequeño video es una muestra de ello. La pregunta es… te atreverás a hacer algo bueno HOY?. Tal vez más de alguno lo haga. La pregunta entonces será: Una vez que hayas hecho algo bueno, te atreverás a proponértelo para el día siguiente, algo pequeñito de lo que tal vez nadie se dé cuenta?

Sabiduría indígena.

La tierra no pertenece al hombre: es el hombre que pertenece a la tierra. Todas las cosas están conectadas de la misma manera que la sangre une a la familia generación tras generación. El hombre no teje la tela de red que es su vida. Es simplemente una hebra de ella. Cualquier cosa que él haga a la tela de red se la está haciendo a sí mismo.

Nosotros los indios sabemos del silencio. No le tenemos miedo. De hecho, para nosotros es más poderoso que las palabras.

Nuestros ancianos fueron educados en las maneras del silencio, y ellos nos transmitieron ese conocimiento a nosotros. Observa, escucha, y luego actúa, nos decían. Ésa es la manera de vivir.

Observa a los animales para ver cómo cuidan a sus crías. Observa a los ancianos para ver cómo se comportan. Observa al hombre blanco para ver qué quiere. Siempre observa primero, con corazón y mente quietos, y entonces aprenderás. Cuando hayas observado lo suficiente, entonces podrás actuar.

Con ustedes es lo contrario. Ustedes aprenden hablando. Premian a los niños que hablan más en la escuela. En sus fiestas todos tratan de hablar. En el trabajo siempre están teniendo reuniones en las que todos interrumpen a todos, y todos hablan cinco, diez o cien veces. Y le llaman “resolver un problema”. Cuando están en una habitación y hay silencio, se ponen nerviosos. Tienen que llenar el espacio con sonidos. Así que hablan impulsivamente, incluso antes de saber lo que van a decir.

A la gente blanca le gusta discutir. Ni siquiera permiten que el otro termine una frase. Siempre interrumpen. Para los indios esto es muy irrespetuoso e incluso muy estúpido. Si tú comienzas a hablar, yo no voy a interrumpirte. Te escucharé. Quizás deje de escucharte si no me gusta lo que estás diciendo. Pero no voy a interrumpirte. Cuando termines, tomaré mi decisión sobre lo que dijiste, pero no te diré si no estoy de acuerdo, a menos que sea importante. De lo contrario, simplemente me quedaré callado y me alejaré. Me has dicho lo que necesito saber. No hay nada más que decir. Pero eso no es suficiente para la mayoría de la gente blanca.

La gente debería pensar en sus palabras como si fuesen semillas. Deberían plantarlas, y luego permitirles crecer en silencio. Nuestros ancianos nos enseñaron que la tierra siempre nos está hablando, pero que debemos guardar silencio para escucharla.

Amarse con los defectos.

Indudablemente la pérdida de un ser querido es uno de los procesos más dolorosos que puede experimentar el ser humano, un proceso muy difícil de superar, sin embargo cuando la que se va fue una buena persona, sus recuerdos quedan para siempre en el corazón de aquellos a quienes les brindó su amor y dedicación, veamos este video para explicar de una mejor manera lo que esto significa…disfrútalo.