Planet Earth HD.

Lo que estás a punto de ver es sensacional, es un espectáculo merecedor de tu tiempo y atención; independientemente de que el video tiene una imagen de primer nivel, en la parte inferior del mismo puedes mejorar su calidad hasta 1080 HD (Alta Definición) puedes ampliar el tamaño de la pantalla e incluso si tienes lentes especiales puedes admirarlo en 3D, es una obra maestra producida por la BBC, ponte cómod@ y observa con detenimiento las maravillas de este nuestro hogar, nuestro bello Planeta Tierra…disfrútalo!.

El poder de la visualización.

Gregg Braden es hoy uno de los escritores que mejor han logrado combinar la ciencia y la espiritualidad. Su trabajo ha rendido frutos y ha sorprendido a los más grandes científicos de nuestro tiempo con sus descubrimientos. Aquí te presentamos un video excepcional el cual estamos completamente seguros que te dejará una profunda enseñanza, que si te atreves a aplicarla desde hoy, modificará de forma significativa tu forma de vivir…que lo disfrutes.

La importancia de Dar.

Todos hemos cometido algún error en la vida y hemos pagado por ello. Sin embargo también todos en algún momento hemos encontrado un ángel protector que nos ha brindado apoyo en un momento difícil aún a pesar de nuestras acciones equivocadas. La vida nos invita siempre a dar lo mejor de nosotros mismos, a no juzgar con severidad a quien ha cometido un error, y a mostrar gratitud por las bendiciones recibidas. Con estas 3 cosas, el único resultado posible es paz y felicidad.

Planet Earth HD.

Lo que estás a punto de ver es sensacional, es un espectáculo merecedor de tu tiempo y atención; independientemente de que el video tiene una imagen de primer nivel, en la parte inferior del mismo puedes mejorar su calidad hasta 1080 HD (Alta Definición) puedes ampliar el tamaño de la pantalla e incluso si tienes lentes especiales puedes admirarlo en 3D, es una obra maestra producida por la BBC, ponte cómod@ y observa con detenimiento las maravillas de este nuestro hogar, nuestro bello Planeta Tierra…disfrútalo!.



Perdonar, experiencia de Buda.

Estaba el Buda meditando en la espesura junto a sus discípulos, cuando se acercó un detractor espiritual que lo detestaba y aprovechando el momento de mayor concentración del Buda, lo insultó lo escupió y le arrojó tierra.

Buda salió del trance al instante y con una sonrisa plácida envolvió con compasión al agresor; sin embargo, los discípulos reaccionaron violentamente, atraparon al hombre y alzando palos y piedras, esperaron la orden del Buda para darle su merecido.

Buda en un instante percibe la totalidad de la situación, y les ordena a los discípulos, que suelten al hombre y se dirige a este con suavidad y convicción diciéndole:

Mire lo que usted generó en nosotros, nos mostró como un espejo el verdadero rostro. Desde ahora le pido por favor que venga todos los días, a probar nuestra verdad o nuestra hipocresía. Usted vio que en un instante yo lo llené de amor, pero estos hombres que hace años me siguen por todos lados meditando y orando, demuestran no entender ni vivir el proceso de la unidad y quisieron responder con una agresión similar o mayor a la recibida. Regrese siempre que desee, usted sera mi invitado de honor. Todo insulto suyo será bien recibido, como un estímulo para ver si vibramos alto, o es sólo un engaño de la mente esto de ver la unidad en todo”.

Cuando escucharon esto, tanto los discípulos como el hombre, se retiraron de la presencia del Buda rápidamente, llenos de culpa, cada uno percibiendo la lección de grandeza del maestro y tratando de escapar de su mirada y de la vergüenza interna. A la mañana siguiente, el agresor, se presentó ante Buda, se arrojó a sus pies y le dijo en forma muy sentida:

No pude dormir en toda la noche, la culpa es muy grande, le suplico que me perdone y me acepte junto a Usted” Buda con una sonrisa en el rostro, le dijo: “Usted es libre de quedarse con nosotros, ya mismo; pero no puedo perdonarlo”.

El hombre muy compungido, le pidió que por favor lo hiciera, ya que él era el maestro de la compasión, a lo que el Buda respondió:

Entiéndame, claramente, para que alguien perdone, debe haber un ego herido; solo el ego herido, la falsa creencia de que uno es la personalidad, ese es quien puede perdonar, después de haber odiado, o resentido, se pasa a un nivel de cierto avance, con una trampa incluida, que es la necesidad de sentirse espiritualmente superior, a aquel que en su bajeza mental nos hirió. Solo alguien que sigue viendo la dualidad, y se considera a sí mismo sabio, puede perdona, a aquel ignorante que le causó una herida”.

Y continuó: “No es mi caso, yo lo veo como un alma afín, no me siento superior, no siento que me hayas herido, solo tengo amor en mi corazón por usted, no puedo perdonarlo, solo lo amo. Quien ama no necesita perdonar.”

El hombre no pudo disimular una cierta desilusión, ya que las palabras de Buda eran muy profundas para ser captadas por una mente todavía llena de turbulencia y necesidad, y ante esa mirada carente, el Buda añadió con comprensión infinita:

Percibo lo que le pasa, vamos a resolverlo: Para perdonar, ya sabemos que necesitamos a alguien dispuesto a perdonar. Vamos a buscar a los discípulos, en su soberbia estarán todavía llenos de rencor, y les va a gustar mucho que usted les pida perdón. En su ignorancia se van a sentir magnánimos por perdonarlo, poderosos por darle su perdón, y usted también va a estar contento y tranquilo por recibirlo, va a sentir un reaseguro en su ego culposo, y así más o menos todos quedarán contentos y seguiremos meditando en el bosque, como si nada hubiera pasado” y así fue.

CUIDADO QUE EL EGO SIGUE SIENDO EGO AÚN EN EL “PERDÓN”!… El buda conoce todas sus facetas y cómo se disfraza. Intentemos ser honestos al 100% con nosotros mismos para superar esos egos.



Un mundo sin Cáncer (G Edward Griffin).

G. Edward Griffin marca la evidencia de que el cáncer es una enfermedad de deficiencia (como la pelagra o el escorbuto-agravada) por la falta de un elemento esencial de alimentos compuestos en la dieta del hombre moderno.

Esta sustancia es la vitamina B17. En su forma purificada para la terapia del cáncer, es conocida como Laetril. Esta afirmacion no esta aprobada por la medicina ortodoxa. La FDA, la AMA, y La Sociedad Americana del Cáncer la han marcado como fraude y la charlatanería.

Sin embargo, la evidencia está clara aquí, y por fin, es la respuesta final a la lucha contra el cáncer.

¿Por qué la medicina ortodoxa combate el uso de las NO DROGAS?.

El autor sostiene que la respuesta se encuentra, no en la ciencia, sino en la política-y se basa en la oculta agenda económica y del poder de quienes dominan el establecimiento médico.

Con miles de millones de dólares gastados cada año en la investigación, con otros miles de millones en la venta de drogas relacionadas con el càncer, y con la recaudación de fondos en un máximo histórico, ahora hay más personas que viviendo del càncer que muriendo por él.

Si se publicara que la solución se encuentra en una simple vitamina, esta gigantesca industria podría ser eliminada la noche a la mañana. El resultado es que la política de la terapia del cáncer es más complicada que la ciencia misma.

UN MUNDO SIN CÁNCER abre el camino a un territorio inexplorado y revela cómo la ciencia ha sido manipulada para proteger los atrincherados intereses comerciales. Proporcionarà el tipo de impacto que podría derribar un imperio, y tal vez algun dia lo hará. Checa el documental completo.

Nuestro niño interior.

Sin importar qué edad tengamos, todos llevamos en nuestro interior a un niño herido.

Ha sido herido por no haber sido amado, o por no haber recibido amor y cuidado del modo que él necesitaba.Uno de los pasos fundamentales para crecer y poder amarnos a nosotros mismos es conocer a nuestro niño interior, y darle ese amor que tanto necesita.

De lo contrario, nos comportamos identificados inconscientemente con él, y esto afecta a nuestras relaciones de pareja, con los colegas de trabajo y amigos. Saber diferenciar a ese niño interno de nuestra faceta adulta es imprescindible, sino esperamos que nuestra pareja o alguien más le cuide, y proyectamos en el otro a nuestro padre o madre.

Y esto está destinado al fracaso, puesto que nadie puede darle a ese niño lo que necesita. Es nuestra responsabilidad hacerlo.

La mayoría de las veces que sentimos miedo, en realidad quien lo siente es nuestro niño interior.

Conocer el origen de esos miedos es el primer gran paso para poder superarlos.
El niño interior tiene básicamente cuatro miedos. Uno de ellos es el miedo a enfrentar. Teme que, al hacerlo, sea rechazado. Este miedo lleva a caer en patrones de víctima, o a ser cobarde, tímido, y a sentirse inferior a los demás.

Así que si percibes que no te animas a decir lo que quieres, lo que necesitas o lo que te disgusta, en realidad es tu niño interior quien te está limitando. Y si no enfrentas las situaciones desde tu adulto, y callas lo que de verdad necesitas decir, estás creando serias dificultades en tus relaciones personales, y te sentirás impotente e insatisfecho.

Otro miedo que el niño interior siente es el miedo al abandono. Esto lleva a sentir celos, a ser posesivo, y a tener la necesidad de manipular. La única manera de superar este temor es garantizarle que tú siempre estarás con él, que le cuidarás y atenderás incondicionalmente, siempre.

El miedo a la pérdida que siente este niño nos lleva a sentir una profunda inseguridad. Para ocultar este miedo, nuestro ego se disfraza de lo opuesto, y entonces adoptamos una actitud agresiva, y podemos llegar a ser incluso fanáticos.

Y el miedo a la muerte que siente nuestro niño interior se transforma en desconfianza, egoísmo, apegos, fobias e histerias.

Al hacernos conscientes de cuál es el origen de nuestros miedos, podemos sanarlos desde la raíz, y para esto es imprescindible establecer una conexión amorosa y profunda con nuestro niño interior.

De este modo sanamos las heridas del pasado, y podemos crear para nosotros mismos realidades libres de inseguridades y bloqueos.