Los 5 grandes arrepentimientos del ser humano antes de morir.

Las 5 cosas de las que nos arrepentimos antes de morir.

A diferencia de Edit Piaf, que decía en su famosa canción que ella no se arrepentía de nada, mucha gente parece terminar su vida con un gran arrepentimiento. Eso es lo que afirma Bronnie Ware , experta en cuidados paliativos y enfermos terminales, quien acaba de compilar en un libro la lista de los cinco principales arrepentimientos que tiene la gente antes de morir.

La enfermera australiana reunió en su libro las “confesiones honestas y francas de personas en sus lechos de muerte”, lo que hubieran querido hacer o no hacer.

Fueron confesiones, dice, que le ayudaron a transformar su vida.

Porque según Bronnie Ware, es realmente triste llegar a la tumba pensando “ojalá lo hubiera hecho…”.

“Encontré una lista grande de arrepentimientos, pero en el libro traté de centrarme en los cinco más comunes” explica la autora a la BBC.

“Y el principal arrepentimiento de mucha gente es ‘ojalá hubiera tenido el coraje de hacer lo que realmente quería hacer y no lo que los otros esperaban que hiciera'”, agrega.

“Otro arrepentimiento común es ‘ojalá no hubiera trabajado tanto’, porque eso, decían, los había hecho perder el equilibrio y como resultado habían perdido muchas cosas en su vida”.

El libro, titulado ” Los Cinco Arrepentimientos de los Moribundos “, es un recuento de memorias sobre la vida de la autora y sus experiencias durante años de trabajo en cuidados paliativos.

Los pacientes de Ware eran personas que habían sido desahuciadas y esperaban en cualquier momento la muerte.

Esto, dice, la permitió compartir “momentos increíblemente especiales. Porque pasé con ellos las últimas tres a doce semanas de sus vidas”.

Los cinco grandes arrepentimientos.

1- Ojalá hubiera tenido el coraje de hacer lo que realmente quería hacer y no lo que los otros esperaban que hiciera.

2- Ojalá no hubiera trabajado tanto.

3- Hubiera deseado tener el coraje de expresar lo que realmente sentía.

4- Habría querido volver a tener contacto con mis amigos.

5- Me hubiera gustado ser más feliz.

Enfrentando la mortalidad.

La idea del libro surgió después de que un artículo publicado en su blog, titulado “Arrepentimientos de los Moribundos”, se volvió viral en internet y Ware decidió escribir algo más completo sobre esas confesiones y la forma como “transformaron su vida”.

“La gente madura muchísimo cuando debe enfrentar su propia mortalidad” explica la autora.

“Cada persona experimenta una variedad de emociones, como se espera, que incluyen negación, miedo, enojo, arrepentimiento, más negación y eventualmente aceptación”.

“Sin embargo, cada uno de los pacientes siempre encontró su propia paz antes de partir”.

Bronnie Ware dice a la BBC que “otro arrepentimiento común entre los moribundos era que hubieran deseado tener el coraje de expresar sus sentimientos”.

“Y eso se aplicaba tanto en los sentimientos positivos como negativos”.

“Muchos decían: ‘ojalá hubiera tenido el coraje de hablar y decir que no me gustaban esas cosas’, o que hubieran tenido el coraje de hablar con personas y decirles lo que realmente sentían por ellas”.

“También era muy común arrepentirse de no haber vuelto a tener contacto con viejos amigos. Mucha gente decía que le hubiera gustado volver a ver a alguien para recordar momentos de su vida, pero no habían hecho el esfuerzo de encontrarlo”.

Según Ware, al final de la vida los amigos son muy importantes porque a menudo los familiares que rodean a un enfermo terminal están pasando por su propio duelo.

Una persona en su lecho de muerte a menudo extraña a esos amigos, dice, pero muchas veces, cuando se les pierde el rastro, ya es demasiado tarde para encontrarlos.

Los moribundos, dice Bronnie Ware, también “hubieran deseado ser más felices”.

Algo que llama la atención es que todos estos lamentos de los moribundos son de cosas que no hicieron. La gente no parece arrepentirse de algo que sí hizo.

“Todo lo que hacemos en nuestra vida, bueno o malo, nos ayuda a aprender algo” explica Ware.

“Por eso es más común arrepentirse de algo que no hicimos”.

“Pero pienso que como seres humanos debemos aprender a perdonarnos más a nosotros mismos y no ser tan duros por no haber hecho algo en el pasado. Y esto se aplica principalmente cuando una persona está enferma y no tiene ya libertad de hacer cosas porque no tiene salud”.

Lo que la autora espera, dice, es que su libro “ayude a la gente a actuar hoy y no dejar las cosas para mañana, para después arrepentirse”.

“A mi estas confesiones me ayudaron a implementar grandes cambios en mi vida y espero que la gente que lea el libro también pueda entender que la vida está pasando hoy y que ahora es el momento de vivirla”.

Enseñanzas de Robert Kiyosaki.

“Más dinero no resuelve su problema económico, si usted tiene una mente consumista jamás podrá amalgamar fortuna ni abundancia económica, no todo es cuestión de utilizar la ley de atracción, se requiere inteligencia y educación financiera, pensar como piensan los grandes”, eso y mucho más nos enseña Robert Kiyosaki en esta extraordinaria conferencia en vivo, lo que estás a punto de ver quitará muchas vendas de los ojos y fomentará una infinidad de ideas, mismas que al ponerlas en práctica generarán resultados muy alentadores, es recomendable verlo en repetidas ocasiones, no te pierdas el final.

El ronroneo gatuno.

Es común para los amantes de los gatos saber la capacidad que ellos tienen para disminuir el estrés o calmarnos cuando nos sentimos mal. ¿Cuántas veces llegas a tu casa deprimid@ y luego los gatos entran en la habitación, se acurrucan al lado y comienzan a ronronear? ¿Puede ser que efectivamente, sientan nuestro dolor y quieran ayudarnos a aliviarlo? ¡Pues bien, para los que amamos los gatos es un hecho que lo hacen!. Lo más sorprendente es que la investigación científica actual demuestra que un ronroneo de gato puede ayudarnos a sanar.

Sobre la base de la investigación científica – un estudio realizado por Elizabeth Von Muggenthaler, Especialista en Bioacústica en el Instituto de Investigación de la Fauna de Comunicaciones de la Universidad de Carolina del Norte – Estudió el ronroneo de un gato midiéndolo en un rango de frecuencia de 25 a 40 Hercios por segundo (Hz). La exposición a frecuencias de 20 a 50 Hz aumenta la densidad ósea, alivia el dolor, los músculos y sana. Otro estudio también reveló que los gatos tenían ronroneo frecuencias entre 20 Hz y 200 Hz, en particular 25 Hz, 100 Hz, 125 Hz y 150 Hz! Los resultados indicaron que a pesar del tamaño y la genética diferentes, todos los gatos tenían frecuencias ronroneo muy fuertes que caían dentro del rango de una multitud de frecuencias terapéuticas.

El ronroneo se ha relacionado con el alivio del sufrimiento en las personas con dolor agudo y crónico, la generación de crecimiento de nuevo tejido, mejorando la resistencia del tejido de heridas, mejorando la circulación local y la oxigenación, lo que reduce el crecimiento bacteriano e inhibe la hinchazón.

“Si pones un gato en la misma habitación con un montón de huesos, los huesos se curan”, reza un adagio de la antigua veterinaria. Pregunte a cualquier cirujano ortopédico veterinario sobre lo relativamente fácil que es reparar fracturas de huesos de gato, en comparación con los perros. Ellos le dirán que los gatos no sufren casi el número de enfermedades ortopédicas o de los ligamentos y los traumas musculares como la experiencia del perro, incluso son raros los casos de no unión de fracturas óseas en los gatos. Los investigadores creen que el ronroneo de un gato es el mecanismo de auto-sanación detrás de estos hechos.

Existe una amplia documentación que sugiere que las bajas frecuencias vibracionales, en baja intensidad, son terapéuticas. Estas frecuencias pueden ayudar en el crecimiento óseo, promover la curación de la fractura y la movilidad de las articulaciones, aliviar el dolor, promover el tendón y la fuerza muscular y la reparación, y ayudar en la reducción de la hinchazón. Estos datos sugieren que las frecuencias de 25 y 50 Hz son las mejores frecuencias para la promoción de la resistencia ósea, con 100 Hz y 200 Hz es el segundo mejor. La exposición a estas señales eleva la resistencia ósea en aproximadamente un 30%, y aumenta la velocidad a la que las fracturas curar.

Para efecto de probar la teoría de los beneficios terapéuticos de un ronroneo de gato , los científicos, para medir el ronroneo del gato doméstico y cómo la vibración ronroneo se extiende por todo su cuerpo; utilizaron monitores extremadamente sensibles para este propósito.

Estos monitores fueron montados con adhesivo, que no necesita alimentación externa, se aislaron del suelo y los gatos NO FUERON PERJUDICADOS DE MANERA ALGUNA. Los medidores pequeños fueron colocados directamente sobre la piel de los gatos. Los monitores se estabilizaron utilizando pegamento lavable cosmético y esparadrapo. Cada sesión de prueba duró entre 6 y 10 minutos. Durante la fase de prueba, los gatos fueron descansando cómodamente en las mantas y se les animó a ronronear de vez en cuando les acariciaba. Los datos se adquirieron a continuación, y se analizaron.

Es bien conocido por amantes de los gatos que son curanderos pequeños de la naturaleza. El hecho de que los gatos en este estudio producen las frecuencias que se han demostrado para mejorar el tiempo de curación, la fuerza y la movilidad, se podría explicar cómo nuestros gatos de alguna manera simplemente “saben” cuando estamos mal. Al no hacer nada más que descansar cómodamente junto a nosotros mientras nos recuperamos, su ronroneo actúa como un sistema de vibración terapéutica que nos ayuda a sanar mucho más rápido, el dolor y la incomodidad y, potencialmente, incluso fortalecer nuestros cuerpos para prevenir las enfermedades óseas.

Deje a los gatos sentarse o tener siesta en nuestro regazo o el estómago. Ellos saben muy bien qué hacer para cumplir su misión, que se refiere como su “parte” en nuestra vida. Así que si un día no te sientes bien, simplemente acurruquémonos en el calor de nuestras camas con los gatos. La evidencia demuestra que no sólo es éste un pasatiempo y una experiencia agradable cuando estamos mal, también que hay numerosos beneficios terapéuticos para el cuerpo también.

Fuente: http://larutadelailuminacion.blogspot.com.es/ 

Cerrando círculos – Paulo Coelho

Es preciso saber cuándo debemos cerrar un círculo. La vida es hacia adelante, nunca para atrás y es importante saber terminar lo que debe de terminar y dejar ir lo que se tiene que ir, por salud mental es preciso cerrar todos esos círculos que “por si acaso” hemos dejado abiertos. Disfruta de esta extraordinaria reflexión.

 

vnv nation – nova (subtitulado).

El universo es impresionante, magnánimo, brillante, lleno de luz y movimiento, renovación continua, atiborrado de hermosos detalles que al observarlos con esa capacidad de asombro con la que fuimos dotados todos los seres humanos, nos brinda espectáculos, enseñanzas y música que llegan al alma. Disfruta de este extraordinario video, la música es de primer nivel y por favor ponle mucha atención a la letra, te recomendamos ampliar la imagen al tamaño de tu pantalla y ten listos tus audífonos y/o bocinas, una obra maestra de VNV Nation.

El arte de agradecer.

LO QUE PUEDE LOGRAR EN SU VIDA CON EL ARTE DE AGRADECER.

Un 31 de diciembre, Janice Kaplan, productora de televisión, periodista y escritora, se hace una promesa: vivir en gratitud durante un año y esperar el lado bueno de todo, pase lo que pase.

Con este simple ejercicio descubre que su estado de ánimo ni depende tanto de lo que sucede, sino de su actitud y perspectiva al respecto. Así, mediante entrevistas a diferentes personalidades, estudios y voces expertas, escribe ‘El diario de la gratitud’, con “ideas simples y efectivas que pueden incorporarse incluso en las vidas más ocupadas”.

Un artículo publicado en el Journal of Social and Clinical Psychology, que analizó toda la literatura que se ha escrito respecto al tema de la gratitud, concluyó que este sentimiento podría ser el elemento más estrechamente relacionado con la salud mental y la felicidad frente a cualquiera de los otros rasgos de la personalidad estudiados.

Las investigaciones demuestran que las personas que anotan cada noche, o incluso varias veces a la semana, tres cosas por las que se sienten agradecidas, mejoran su bienestar y reducen sus probabilidades de sufrir depresión.

La gratitud podría ser un antídoto contra muchas respuestas negativas del cuerpo, evita que el sistema inmune se active innecesariamente. Sin embargo, liberar hormonas de la gratitud una vez no sirve de gran cosa, es preciso que se convierta en un estado permanente.

“Celebramos el año nuevo con muchas esperanzas y expectativas exageradas, lo cual podría ser el motivo por el que muchos de nosotros nos sentimos tan incómodos. Pero descubrí algo: la vida no mejora solo por cambiar de calendario”, escribe Kaplan al inicio del libro donde deja lo siguiente para consideración de cada quien.

Cambiar la perspectiva.

Lo importante no son las circunstancias, sino mi reacción ante estas. Puedo quedarme esperando de forma pasiva a que ocurran cosas maravillosas, y, de todos modos, algo irá mal. O puedo aceptar las cosas tal y como van llegando e intentar apreciarlas un poco más. “Las personas agradecidas redefinen lo que les sucede, no se centran en aquello que no tienen, sino que se aseguran de ver lo bueno en lo que tienen”, asegura Robert Emmons, psicólogo de la Universidad de California.

Estar atentos.

Hace poco pasé un día con la actriz Michelle Pfeiffer, conocida por su espectacular belleza aún a sus cincuenta y tantos. Miramos una fotografía suya en la película ‘Scarface’, protagonizada junto con Al Pacino cuando tenía veinticinco años.

—¿Por entonces tenía los pechos muy finos verdad?— comentó ella con una sonrisa irónica. No obstante, no había en ella envidia de su yo de juventud. Recordó que se sintió aterrorizada e insegura durante todo el rodaje, y que se alegraba de ser una mujer mucho más segura. Cada etapa de la vida aporta diferentes motivos para sentir gratitud. El regalo consiste en captar lo que se tiene cuando se tiene.

Restar importancia a lo negativo.

Numerosos investigadores han contribuido a la teoría de que lo negativo es más potente que lo positivo. Las redes sociales dejan latente el poder de un solo comentario negativo. Según las estadísticas hacen falta cuatro comentarios positivos para contrarrestar uno negativo. Sin embargo, la proporción real depende de cada individuo y de la solidez que les dé a los comentarios.

Dar ejemplo.

Los padres felices y optimistas parecen trasmitir esos rasgos a sus hijos, que adoptan rasgos similares cuando se convierten, a su vez, en padres. Tanto si se aprende, o se hereda, la gratitud es un rasgo familiar. Valorar a los hijos tal como son debería ser algo natural, sin embargo, es sorprendente la cantidad de padres que no lo hacen bien. Los hijos, tengan la edad que tengan, desean la aprobación de sus padres, y hacerles saber que cuentan con ella es un gran regalo.

Entender las conexiones.

El presidente de la Universidad Yale, Peter Salovey, señaló en una ceremonia de graduación que “la necesidad de expresar gratitud nos recuerda que no tenemos todo el control, que estamos en deuda o dependemos de alguien, que nuestro destino no está completamente en nuestras manos y que, en definitiva en ocasiones somos vulnerables. La verdadera felicidad podría no ser posible sin la capacidad de rechazar el mito de la total independencia. La buena vida podría estar fuera de nuestro alcance a menos que seamos capaces de aceptar de buen grado la ayuda de los demás y expresar nuestra gratitud por eso, sirve”.

Ser recíprocos.

Los biólogos evolucionistas han estudiado la reciprocidad, que es lo que ocurre cuando tú haces algo bueno por mí y yo hago lo mismo por ti. Así nos convertimos en especies cooperadoras. La reciprocidad es la forma más sencilla de gratitud. Un niño agradecido hace algo por otro niño, que, a su vez, hace algo por el otro… y finalmente (al menos en teoría) el buen acto vuelve al primero. Al parecer, la llamada “conducta prosocial” es contagiosa.

Tome la decisión.

No se puede parar el tiempo. Los momentos pasan rápido al igual que los años. Lo que más lamentan muchas personas al volver atrás es pensar en todo el tiempo que perdieron siendo infelices o estando enfadados.

En la relación: Se honra el presente.

Muchos matrimonios duran mucho tiempo a pesar de tratarse de una relación tóxica. El investigador Bob Emmons explicó que algunas personas evitan agradecer a su pareja porque no quieren sentirse en deuda. En un matrimonio no funcionan las actitudes calculadoras en lo que respecta a las emociones.

“No puedo hacer nada al respecto sobre las vidas que no elegí y que jamás tendré. Pero sí puedo tomar decisiones que den peso, significado y satisfacción a la vida que tengo”. aconseja Janice Kaplan sobre la actitud que se debe tomar en una relación, y dejar de comparar el presente con lo que jamás será.

Sentir gratitud en medio de una situación de presión puede ayudar a tranquilizarse, a adoptar algo de perspectiva. Para muchos la actitud positiva es algo natural, pero otros requieren de esfuerzo, pero no es un imposible.

Claves: cuidado con la actitud.

Las personas que se quejan por el clima saben que no sirve de nada; simplemente se consuelan desahogándose en voz alta. Ese enfoque cuenta con muchos seguidores, pero lo que se dice afecta en cómo se siente. Si se anuncia con mucha frecuencia que las cosas no van bien, empezará a creerse.

En Turquía existe un muro que en el siglo III dijo el filósofo Diógenes: “Aquel que no está satisfecho con poco, no está satisfecho con nada”. Sin embargo, la gratitud podría ser la salsa secreta de la felicidad solo si deja espacio para la ambición y la determinación. La gratitud no está reñida con la solución de problemas. Por lo tanto, si algo no está bien, debe ser cambiado, transformado para bien.

“Seamos agradecidos con las personas que nos hacen felices, ellas son las encantadoras jardineras que hacen florecer nuestras almas”,

Marcel Proust.